Heredad

10 de diciembre de 2014




Del erizo
          ofrenda mal habida,
irremediable
sopor

la línea
blanca,
         su desgarradura.


La humillación
que regurgita
          la sangre

antiguas piernas
a destiempo
antiguo.


Irreconocible loor odio ciprés seco.


Tal supe de su voz hambrienta
en la última cena
que no ha sido.







Exactitud

1 de noviembre de 2014




Busco el manzano.
Los genes exactos.
La precisión del álgebra y del ciprés.

Pero no.
Soy el cuervo solo
en el arca
equivocada.







Iglesia





Tablero: La mejor mentira, su recta diagonal, su cuchitril






Extasis

30 de octubre de 2014





Estoy y siempre estoy yéndome

me cita
salvador

el éxtasis






Reino






Sin espejos donde vigilar el crepúsculo
la mano firme
la empuñadura

Doble hoja asesta
escinde
la danza caliente

la escalinata
y rehace

hilo de oro
tobillo
chacal de noche

reino





Década





la forma de aquel cráneo también es artificio

frivolidad
del vínculo

amor-fraude

o de qué hablamos








Lou no duerme





La infinita alterna florescencia del pasillo
Trueno de las llaves

Atisba
Llora






Urna

28 de octubre de 2014





Tanta poda confina al hueso

Inaudible, Simón en el
aire







Anfora





Mezquino sol
en tu espejo

firma
como si ánfora etrusca
como si




Moral

27 de octubre de 2014




La linea de mis desviaciones
fue la gradación dulce
que sustentará la tesis
mañana





Pikaia Gracilens

26 de octubre de 2014




Estirpe azul, enferma.

Me espero
en
los rebaños antiguos
y a vos.





Simón

24 de octubre de 2014




Como si anudarse al rito despertara a los océanos.


Con el agua se fueron y con el estilete justo los roncos ayes.


La risa y el lloro pasarán con tu último sorbo.


Antes de la urna, un barítono final de ojos tan negros que inventé azules.


En los idus de diciembre ya no hubo barca o se llamaba eutanil.


Pensémoslo a través de la poesía que destruye construye, me dice
Hades me dice Eolo me dice Sísifo.


Y te abrazo hondo por todo lo que nos pertenece.


¿Buscamos un jazmín en la noche
monoaural, co-duelista, donde la línea se dispara
una poda
un roble
los huesitos?


‎... y si a la hora de la siesta el roble no te ha nombrado,
mía la flor de un día
y el tósigo.


No hubo inocencia el 28 de diciembre. No hubo mi inocencia, digo.


La noche se abre otra y otra su luz, y sin luz cierra.
Los planetas no giran, ombligo nuestro, urna.


Las urnas no se besan. Se oscurece la frente y un ojo
sangrará, después, en el Medioevo.


Simón buscó su lugar púdico bajo la luna.


Supimos que el lloro ahueca el universo
y sigue sucediendo.


Una manta roja fue la partida hacia las brasas.


Quiero que de mi ombligo parta otro, su sol rojo,
su doble estirpe, este barco pequeño,
la frente podrida que sin imperio
parte y es mía.


Pero de tu ombligo parten dos barcos pequeños, las deformidades.


Sí pidió un rayo entero para su manita oscura, de Siam.


El magma en los decires y en el acto
que lacera
primigenio.


Esperó a que caminara, en la luz del sillón umbrío.
Tres horas luego, su pupila negra y este mordisquito
que juega y sigue y sigue.


Las llamas devuelven a la criatura, en Burguess Shale, en esta biblioteca,
el breve aire.


Beso ese ronquidito para mí, antes de la aguja.


En verdad no es un beso, es eutanil y la mirada
negra que fue la turquesa mar.


Sí, una ola y una orilla y esta ceniza que me reconoce cuando el soplo.


No sé abreviar el rito, hacer pedruzco sus ayes
para que sean cuerpo
tibio
estrella verde.


Ya no importa si beso. Si pensamiento
y esta cauterización sobre la manta
roja antes del vacío
y del bosque.


No es expresionismo ésta, mi memoria de hoy, élagage.


Finalmente, solos con nuestras tripas.





Maldición del reino

19 de octubre de 2014




el cíclope maldice el reino

soy bajo sus pies
reino plural

no hubo ni habrá señorío
hubo la matanza

elusión de la piedra
alusión a la semilla

lo llamaron odio, beneficios finales
la pena
el río espeso

éste
el reino





Juguetes

13 de octubre de 2014




la reserva esos tigres unos juguetes que no rompimos
nos rompieron
y sí

la elegancia que  nunca

magia ajena que ni o jamás
el púdico títere, la maquette bateaux en bois

¿has escuchado bramar
al río
seco?

¿has visto los residuos
las muñecas tuertas
un zapato
esa botella verde?






Bifurcaciones






Ni alga: liquen
con apuro
de cielo enfermo

Pero rubí azul talo, en aquella ventana
de las bifurcaciones







Flor de un día






sus madres esperaron con rencor
dispendiosa amante, amantes
sucesivas

estériles, con lumbre y poción tibia
balcón en salto
iris

y otro iris y otro
de un día de todos los
días








Hêphaistos

11 de septiembre de 2014




busco
una segunda naturaleza de tu
arte

rojo







Gota





minuciosa
putrefaciente

la gota lame





A partir de Mallarmé

21 de junio de 2014






Una asimilación te paraliza, en el centro del placer, de cara
a los fastos futuros, el obituario.

La balsa, sin un pueblo ni
concierto majestuoso.

No despertemos si has soñado mejor artificio.






Las llamas

9 de julio de 2011





Las llamas devuelven a la criatura
en Burguess Shale 
o en la biblioteca 


su aire












Rito

3 de julio de 2011




Como si anudarse al rito despertara a los océanos.









Ayes





Con el agua se fueron y con
el estilete
justo

los roncos ayes






Eutanil






En los idus de diciembre
ya no hubo
barca

o se llamaba eutanil








La malhadada






Silenciosa
cava
tu tripa, la malhadada

Te dije que un lied de Wolff
y esa tinta de Daumier

constituyen
almanaque








Sol





Toda apertura
derrumbe

Sol habido








Especie






Se contonea la recepcionista en la recepción, toda ella fertilidad y sacarina.









A su hora






A su hora
otro fue el lenguaje.

No el incubado ni la constelada
pelea de los días.

Dijo y murió.

Stop. Fin del mensaje.








El ahorcado







En medio del bosque las ardillas
juegan
con los pies del ahorcado








Los lobos







De la piedra y la nieve.

La sangre
caliente de los lobos.







Ad verbo

24 de junio de 2011






En el origen
latido.

Tu merced, ahora
calabaza.













Copyright Patricia Damiano, 2008